25 Jan, 2021

Yen japonés a la baja

Ya van dos días en los que el yen japonés va marcando una tendencia a la baja, mientras que al mismo tiempo el dólar australiano empieza a crecer, pero ¿Por qué estamos viendo estos movimientos? Pues bien, esto se debe en gran parte a que poco a poco las preocupaciones en cuanto a las relaciones comerciales entre las dos potencias que se encuentran en conflicto, China y Estados Unidos han empezado a recuperar la calma y es que ambas parten han dado a conocer que ya han logrado acordar cerca del 90% de los puntos a debatir en su agenda, dejando únicamente el 10% restante para posteriores negociaciones.

Bien, no debería de parecernos una sorpresa lo que está pasando con la divisa japonesa, recordemos que está es tomada como una moneda de refugio la cual es adquirida durante el tiempo de incertidumbre, mientras que cuando la aversión al riesgo comienza a desaparecer esta se vende. Por su parte el dólar australiano, creció en un 0,35% luego de haber sufrido un revés en días anteriores cuando el Banco de la Reserva de Australia, anunciara su decisión de política monetaria y es que esta moneda, es muy sensible sobre todo a los cambios en las actitudes de riesgo así como también responde mucho hacia las expectativas de bienestar económico de China, que es nada más y nada menos que el principal socio comercial del país. De acuerdo a datos de una encuesta llevada acabó por Caixin/Markit, el índice de la actividad comercial en el sector de los servicios en China terminó por acelerar hasta un máximo de 14 meses para el mes de marzo, esto en parte a que la demanda en el país así como en el extranjero vino a mejorar gradualmente.

La libra esterlina creció luego de las elecciones sobre un aplazamiento del Brexit. Es por eso que el euro terminó viéndose fortalecido frente al dólar (EUR/USD). Pero no son sino las renovadas esperanzas de un acuerdo comercial entre los Estados Unidos, los que elevaron el apetito de riesgo alrededor del mundo, por su parte, la libra esterlina terminó creciendo luego de que el parlamento británico terminara por aprobar una ley que estipulaba un retraso en el Brexit. Es verdad que las negociaciones comerciales entre las dos potencias han dejado remanentes que se toman como ”buenos éxitos” y es que ambas partes buscan poder superar sus diferencias existentes durante las negociaciones que podrían llegar a durar más tiempo del que se esperaba esta semana.

La libra esterlina vio el miércoles un crecimiento, luego de que la Primer Ministro Theresa May, buscó llegar a un acuerdo para de esta forma llegar a una solución de los problemas que se han venido relacionando a causa del Brexit, de esta forma el líder de la oposición, Jeremy Corbin, por fin intentó llegar al fin de lo que ya se cataloga como una crisis nacional. Puesto que la cámara baja del Parlamento británico terminó por aprobar una ley que obligaría a la ministro británica a buscar un aplazamiento del Brexit para así evitar una salida sin un acuerdo de la Unión Europea hasta el próximo 12 de abril.