23 Jun, 2021

Trump afecta el repunte del petróleo

Para los gestores de fondos de Connecticut que poseen grandes contratos de petróleo que están valorados en millones de dólares así como para los ministros de energía de Oriente Próximo que se encargan de miles de millones de barriles de las reservas de crudo de sus países, existe una duda generalizada para el verano: ¿Cuánto daño puede causar Donald Trump al petróleo? Y es que el presidente los Estados Unidos, pasó de simplemente tuitear sus “deseos” de un descenso de los precios del petróleo a convertirse ahora mismo en el mayor factor en contra del repunte de los precios del petróleo en este 2019. De esta manera los alcistas del petróleo, han pasado de celebrar las sanciones que puso contra Irán y Venezuela que sirvieron para añadir grandes primas al crudo, a considerarlo ahora mismo como un factor de riesgo para el petróleo; es decir, paso de ser admirado a ser temido.

Si bien, las sanciones contra Venezuela se han redoblado, la más reciente medida conciliadora hacia Irán por parte del presidente así como su cada vez más combativo tono sobre comercio con China, ha sido un doble golpe para los países productores de petróleo así como para los que gustan posiciones en largo con la materia prima, que se ven afectados con pérdidas cada vez que los precios bajan. Es así como el petróleo del West Texas Intermediate de Estados Unidos al igual que el Brent del Reino Unido, que son los petróleos de referencia, ahora mismo se dirigen a registrar pérdidas del 10% o más para mayo, lo que sería su peor caída registrada desde noviembre y que se debió en gran parte a las medidas de Trump.

Trump un regalo para los bajistas

A la hora de que el Presidente Trump decidió imponer aranceles del 5% sobre los productos importados desde México a partir del 10 de junio e irlos aumentando de manera gradual hasta llegar al 25% esto si su vecino del sur no toma acciones para detener el flujo de inmigrantes indocumentados en la frontera, el mandatario estadounidense ha confirmado su papel de “regalo” para los bajistas del petróleo. Pero existen razones a considerar, no obstante las tendencias nacionalistas de Trump, tales como el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense de referencia que ahora registra nuevos mínimos, al igual que las curvas que se revierten en estos días recientes como una señal de advertencia de una recesión tras el último asalto del inquilino de la Casa Blanca en contra del presidente de México, algo que los analistas ya consideran que será de un efecto “torpedo” en el acuerdo comercial Estados Unidos-México-Canadá (USMCA por sus siglas en inglés), que costo demasiado trabajo para poder firmarse el año pasado.

Trump se encuentra atacando un mercado que ahora está teniendo uno de sus períodos pre-estivales de menos demanda. Sobre todo cuando esta época del año, suele ser muy buena para el consumo de gasolina así como para los precios del petróleo en general. Actualmente los márgenes de refinado de gasolina se encuentran cerca de un 30% por debajo de los niveles del año pasado, por lo que podría ser una de las razones para el escaso descenso de crudo de las refinerías en el periodo previo al verano. A gran escala vemos que los países que una vez fueran aliados de los norteamericanos no se salvan de los desplantes de Trump.

Al final, la conclusión a la que han llegado varios expertos es que dado que a Trump sólo le importa mantener los precios del crudo bajo (lo que al mismo tiempo influye en los precios del combustible), lo más bajo posible hasta que llegue el periodo de elecciones, para no afectar su base electoral.