17 Jan, 2019

Sugerencias para proteger nuestra cartera de inversión

Para quienes no son inversores, la apuesta más segura a la hora de guardar y hacer crecer su dinero, es a través de cuentas de ahorro de bajo costo o por medio de la compra de bonos del Estado y es que los inversores con mayor experiencia, saben que la compra de acciones representan riesgos tales como la recesión o la subida de la inflación. No obstante esto no significa que hay que alejarse por completo del mercado, ya que es a través de estrategias efectivas como el riesgo se puede minimizar. Al agregar empresas con coeficiente beta inferior, ósea al agregar empresas cuyas acciones sean menos volátiles que el mercado de valores en general. Para esta ocasión hemos elegido dos empresas que cumplen con el criterio anterior.

Walmart Inc

La mejor manera de posicionar una cartera que optimice su rendimiento durante los momentos de crisis que pueda sufrir el mercado es a través de la inclusión de empresas que se dediquen a la producción o venta de productos así como servicios que sean indispensables para nuestra vida cotidiana, que en el caso de Walmart se ajusta perfectamente a este perfil. Por poner un ejemplo, en tiempos de crisis o recesión económica, quizás se acaben los presupuestos para que las personas visiten restaurantes lujosos pero los productos de alimentación así como higiene personal, nunca dejaran de ser adquiridos.

Por medio de esta lógica, es como podemos ver que hay una especie de “protección” hacia las acciones de la mayor tienda física de alimentación en el mundo, Walmart entonces es una opción a prueba de recesión. El coeficiente beta de las acciones de la compañía es de únicamente 0,26 (un número bajo si consideramos que las acciones más arriesgadas lo tienen más elevados cercanos al valor de 1 o aún muy por encima este número), eso quiere decir que las acciones de Walmart son de las más seguras que existe entre las empresas de alta capitalización. Con una cotización que va actualmente en los 94,81 dólares, quiere decir que estamos ante un buen momento para hacernos de acciones de esta compañía y es que el plan implementado para atraer más clientes ante la amenaza de Amazon, parece estar dando resultados.

El modelo híbrido de ventas minoristas, está funcionando y los resultados del segundo trimestre así lo muestran. El sólido dividendo que ofrece, se considera un beneficio añadido; tan sólo al inicio del año, anunciaron una subida del 2% en su retribución de dividendo hasta 2,08 por acción anual con un rendimiento del 2,21%.

AT&T

Empresas públicas de energía, gas y telecomunicaciones están entre los segmentos más “aburridos” del mercado por el poco potencial de subida que poseen, sin embargo en tiempos difíciles, este tipo de acciones son las más confiables si lo que buscamos es un flujo de ingresos regulares. “Estas compañías son vacas lecheras altamente fiables” y es que sin importar la situación económica, los clientes tienes que pagar las facturas de estos servicios mes con mes, además el dinero que reciben se distribuye entre la empresa para con los accionistas.

AT&T se convierte entonces en una opción excelente en este sentido, con 162.000 millones de dólares en ventas tan sólo el año pasado y un coeficiente beta de 0,34 cuenta con una alta competitividad luego de haberse funcionado con Time Warner que se encarga de aportar fuentes de contenido que incluye CNN, HBO y Warner Brothers. Ahora mismo se encuentran en un momento adecuado para la compra de acciones de la compañía, al acercarse a sus mínimos históricos. Con un historial de 34 años de crecimiento de los pagos anuales.