25 Jan, 2021

El precio del petróleo sigue sin poder estabilizarse

Al inicio de esta semana, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump aprovechó una vez más su cuenta de Twitter para mandar un mensaje, ahora dedicado a la OPEP: ”Los precios del petróleo están subiendo demasiado. OPEP, por favor relájense y tómenlo con calma. El mundo no puede experimentar una subida de precios - ¡Frágil!” y es que el día lunes, los precios del petróleo iban subiendo a un ritmo tremendo justo hasta antes de la aparición del tuit, cuando estos descendieron más de un 3%.

Esta ha sido sólo una pequeña caída causada por el tuit del Presidente Trump y es que desde que comenzó el año hemos podido apreciar cómo es que los precios del petróleo se mantienen fuertes. Esto lo confirma el medio Wall Street Jorunal, en uno de sus artículos más recientes al decir que los precios del petróleo han experimentado “su mayor comienzo de año de la historia”. No obstante Arabia Saudita se ha encargado de responder a los tuits lanzados por el presidente estadounidense, con un “nos lo estamos tomando con calma” o al menos, eso es lo que parece haber querido decir, el ministro de petróleo saudí, Khalid Al Falih, al explicar que un total de 25 países (entre miembros y no miembros de la OPEP) se encuentran participando en las reducciones de producción de petróleo al ”estar adoptando un enfoque muy lento y comedido”, para llegar a su objetivo.

Si bien, nadie puede negar que la producción de la OPEP ha mostrado estar descendiendo aunque de forma ligera, en realidad nada tiene que los productores estén adoptando una “postura comedida” y es que la verdadera razón va más porque algunos de los productores se encuentran reduciendo más de lo esperado y al mismo tiempo otros productores se encuentran produciendo más de la cuenta. De ahí que al mirar en conjunto parezca que el enfoque es “lento y comedido”, pero al acercarse y mirar con detenimiento país por país, la producción quede tan desigual.

Para enero de este año la Organización de Países Exportadores de Petróleo, logró reducir de forma colectiva la producción en 797.000 barriles al día, cifra que se queda lejos del objetivo que se había establecido el cual era de 812.000 barriles al día; de este recorte la mayor parte de las reducciones se dio por parte de un solo productor que fue Arabia Saudita, país que redujo su producción en 350.000 barriles al día mientras que la mayor parte de los miembros de la OPEP terminaron por exceder sus cuotas establecidas, como en el caso de Iraq que se sobrepasó en su producción por 157.000 barriles al día mientras que la de Nigeria se sobrepasó en 107.000 barriles al día, en el otro extremo tenemos a países como Irán, Libia y Venezuela cuya producción decayó, aunque estos miembros habían quedado exentos del cumplimiento de las cuotas.

Por otra parte, los países productores no miembros de la OPEP, que se integraron a este programa también presentaron reducciones de producción desigual. Rusia que es el no miembro de la OPEP más importante y que participa en las reducciones, ha hecho una reducción pero muy por debajo de lo que se había comprometido en un principio además en el mes de enero aumento su producción pese a que el ministro petrolero ruso, Alexander Novak, asegura que su país ha reducido su producción en 47.000 barriles al día en febrero, cifra por lo demás lejana de lo acordado en diciembre de 2018; otro ejemplo es Kazajstán que mantiene su producción en niveles récord y no planea bajar el ritmo de 380.000 barriles al día que ha alcanzado.